¡Las empresas que son mejores para el mundo!

¡Las empresas que son mejores para el mundo!

Compartir

Hace siete años nace un movimiento en Estados Unidos como resultado de la necesidad de contar con un modelo empresarial diferente, un modelo que lograra responder realmente a las necesidades que actualmente tiene nuestro planeta frente a aspectos sociales y ambientales y demostrar una verdadera B de Beneficio.

Este movimiento creado por la organización B Lab busca redefinir el éxito en el mundo empresarial. En este actúan tanto la comunidad de Empresas B, como actores del ecosistema que son parte esencial del éxito de esta nueva economía, entre ellos académicos, inversionistas, políticos, consumidores y líderes de opinión.

Las empresas B son un actor clave en la construcción de ecosistemas favorables para encontrar soluciones sustentables a problemas sociales y ambientales. Adicionalmente, tienen como objetivo transformar sus ideas en acciones para responder a las expectativas de los grupos de interés, hacer una mejor rendición de cuentas bajo parámetros éticos y de transparencia radical y desarrollar una comunicación de doble vía.

Las Empresas B tienen como objetivo transformar sus ideas en acciones para responder a las expectativas de los grupos de interés, hacer una mejor rendición de cuentas bajo parámetros éticos y de transparencia radical y desarrollar una comunicación de doble vía.

Para lograr ser una empresa B, las aspirantes deben completar la Evaluación de Impacto B, una herramienta integral para la medición y comparación del desempeño social y ambiental de empresas. Está disponible en línea, en forma gratuita y se adapta al tipo de empresa según industria y tamaño.

Esta evaluación se puede interpretar como una hoja de ruta para que el empresario pueda identificar las oportunidades de mejora y los planes de acción que debe implementar desde la perspectiva social y ambiental, bajo cinco ópticas interdependientes: modelo de impacto empresarial, gobierno corporativo, prácticas ambientales, laborales y de comunidad.

Las empresas que logran superar los 80 puntos revisados por el Equipo de Estándares de B Lab son invitados para convertirse en Empresa B. Es también necesario ampliar la responsabilidad fiduciaria y firmar la Declaración de Interdependencia.

A nivel mundial son más de 1.200 compañías involucradas en este sistema, de 38 países, que tienen un mismo objetivo: utilizar el poder empresarial para generar valor social y ambiental y resolver los inconvenientes enfocados en estos aspectos.

En Colombia ya son 22 las empresas que están comprometidas con el progreso sostenible en una economía donde el éxito se mida no solo por la rentabilidad económica, sino también por el bienestar de las personas, de las sociedades y de la naturaleza.

Actualmente, tenemos diversos conceptos relacionados con la búsqueda de un mejor planeta, como la responsabilidad social empresarial, la sostenibilidad, la sustentabilidad y la creación de valor compartido; en este mar de conceptos, la Empresa B se presenta como una autentica respuesta para las organizaciones, de cualquier tipo o dimensión, para hacer negocios con una visión que, además de asegurar los ingresos, logre un alto desempeño en el impacto frente a las comunidades y el medioambiente.

Como referentes de este movimiento, encontramos a Natura Cosméticos, una empresa brasileña que se dedica a producir y comercializar productos y cosméticos que promueven el “bien estar bien” y que recibió su certificación como Empresa B en diciembre de 2014.

Su visión de sustentabilidad basada en la generación de impactos social, ambiental y económico positivos demuestra el camino recorrido en busca de un beneficio real, no solo buscando un equilibrio sino llegando un poco más allá.

Con estrategias en sus tres pilares (productos, redes y organización) busca cumplirles a sus grupos de interés con cada uno de los compromisos y ambiciones al 2050 para que Todos Pensemos Positivo. Y es que Natura Cosméticos es hoy la Empresa BCorp más grande del mundo y la primera empresa de capital abierto en convertirse en B, un gran desafío que decidió asumir por la trayectoria de coherencia en su actuación empresarial, que la identifican con el objetivo no solo de ser la mejor empresa del mundo sino para el mundo.

Es claro que siempre existirán cuestionamientos financieros: la relación costo-beneficio y el retorno de inversión; pero esta se resuelve en cada una de las Empresas B, que independientemente de ser empresas unipersonales o multinacionales, han demostrado a nivel mundial que todo aporte económico relacionado con los aspectos sociales y ambientales tiene un importante retorno de valor económico tangible en la línea de ingresos.

En Colombia, y a nivel global, crece el interés por destacarse en la gobernanza, gestión de colaboradores, trabajo con la comunidad y en el medioambiente; somos una tendencia hacia un impacto positivo, hacia ser una empresa con comportamientos tridimensionales que provee una mejor calidad de vida para sus colaboradores y la comunidad.

¡Bienvenidos todos a ser los mejores PARA el mundo!

Por Diana Carolina Aguilar
Ingeniera
Gerente de Sustentabilidad de Natura

No hay comentarios

Dejar respuesta