The Electric Factory reafirma su compromiso con la innovación

The Electric Factory reafirma su compromiso con la innovación

Compartir

El grupo creativo cumple dos años en Puerto Rico y revela sus planes para desarrollar en la Isla un centro de investigación, desarrollo y creación de prototipos.

Fundada hace 14 años en Uruguay, The Electric Factory ha logrado lo que muy pocas agencias creativas digitales han podido: crecer, mantenerse y evolucionar al ritmo que exigen las audiencias y las tendencias tecnológicas. Su clave para el éxito: la ejecución de innovación, así lo confirmó uno de sus cofundadores Avedis Boudakian.

Del tiro, el experto en la innovación aclaró; “lo que somos hoy no fue lo que siempre fuimos. Fundamos la compañía en el 2003 como una casa productora que ayudaba a las agencias de publicidad a llevar sus ideas del mundo tradicional al digital. Hoy somos un grupo de innovación”.

Recordó cómo en sus inicios su trabajo se limitaba a hacer páginas de Internet y banners digitales, en una industria donde no existía Facebook, ni el iPhone, ni las aplicaciones móviles, y dónde el Internet era un privilegio solo de unos pocos y los presupuestos para campañas digitales eran casi inexistentes.

Sin embargo, afirmó que supieron transformarse para convertirse en un grupo de innovación creativa que hoy cuenta con tres verticales de negocios, cada una con ofrecimientos de servicios distintos en el área de digital y tecnología.

En la actualidad, cuentan con una plantilla de sobre 280 empleados, tres oficinas de producción ubicadas en Uruguay, Argentina y Paraguay, y cinco oficinas comerciales en Chile, Panamá, Madrid, Nueva York y la más reciente en Puerto Rico. También cuentan con un laboratorio de logística en Shanghái, China y otro de innovación en Uruguay, siendo uno de los más grandes de la región.

Su visión de la publicidad digital les ha llevado a contar como clientes con marcas líderes a nivel global como Coca-Cola, Unilever, L’Oréal y Banco Santander. De igual forma, lo han hecho como colaboradores y socios de las principales multinacionales publicitarias, entre las ue figuran J. Walter Thompson, DDB y Ogilvy, entre otras.

Boudakian, quien fundó la empresa junto a su socio Juan Ciapessoni, sostuvo que en 2006, cuando se les dio la oportunidad de trabajar en el mercado estadounidense con la agencia Leo Burnett, en Chicago, fue que la empresa despegó y comenzó a crecer aceleradamente. “De 10 empleados que éramos en ese entonces pasamos a ser 40. Este momento coincidió con el lanzamiento del iPhone, la aparición de Facebook y los planes de datos móviles. Nos montamos en esa evolución para ir transformándonos”, reveló. Del 2012 al 2016, The Electric Factory ha experimentado un crecimiento de 500%.

Indicó que en la actualidad el 95% de los ingresos de la compañía provienen de clientes en el extranjero.

Su compleja composición incluye varias divisiones: una de servicios de mercadeo que agrupa la división WildFi, que se dedica al manejo de medios sociales y compra de medios; a Thef, enfocada en la producción y consultoría digital; NiKo Films, dedicada a la producción de videos interactivos para el mundo digital, y Bunker (bd), que se encarga del manejo y análisis de datos en las plataformas digitales.

“Todas estas cuatro empresas combinadas nos permiten ofrecer soluciones integradas bastante únicas que nos diferencian de la competencia en el mercado, ya que la mayoría de ellas lo que hacen es subcontratar todos estos servicios”, explicó.

“Nuestro trabajo es conectar a las marcas con las personas de manera relevante”, añadió.

Además de estas divisiones, la compañía cuenta con un laboratorio de innovación de unos 455 metros cuadrados donde educan y desarrollan a las futuras generaciones en la tecnología. También usan el espacio para inventar productos nuevos, principalmente hardware, en favor de sus clientes. “Ahí estamos haciendo cosas extraordinarias. Estamos trabajando con proyectos que tienen que ver con las ciudades inteligentes y la tecnología”, dijo.

De este esfuerzo han surgido iniciativas como la máquina de Coca-Cola que regala refrescos a las personas que sonrían o una pista de autos a escala donde los autos se mueven con el poder de la mente.

Asimismo, sostuvo que manejan un espacio colaborativo que alberga unas 12 “startups” de tecnología y que sirve de aceleradora para nuevos negocios.

Contó que a Puerto Rico llegaron desde hace dos años y tienen ambiciosos planes para desarrollar su negocio en la Isla, con el que esperan poder crecer en toda la región del Caribe.

Entre la lista de clientes locales de The Electric Factory están: Bella Group, L’Oréal, Cervecera de Puerto Rico, AT&T, GFR Media, EduK Group y Unilever.

El cofundador destacó que Bella Group fue una de las primeras empresas que contrató con el propósito de iniciar su transformación digital.

“En este sentido Bella Group, liderada por Carlos López-Lay, ha tomado buenas decisiones. Hace años que están apostando a la transformación digital, no solo a nivel externo con los consumidores, sino con sus empleados. Han trabajado para cambiar el modo de pensar de la organización, para que ésta se mueva al ritmo que el mundo de hoy exige”, destacó Boudakain.

La próxima parada de la empresa será Miami, donde se preparan para abrir una nueva oficina comercial.

Boudakian confirmó que mientras muchos se han dedicado a hablar de innovación, ellos se han dedicado a hacer y ejecutar, y es ese su mayor diferenciador.

Fuente: adaptado de El Nuevo día.

BANNERS_ESCUCHALO

No hay comentarios

Dejar respuesta