¿Para qué sirve Twitter?

¿Para qué sirve Twitter?

Compartir

A mí Twitter es una herramienta que cada vez me gusta y me sirve más. Y despacio fue desplazando a Facebook a un claro segundo plano cuando de mi uso de redes sociales se trata. Pero me pasa todo el tiempo que confundo la “pecera” en la que me muevo con el universo entero. Y como alrededor mío mucha gente lo usa, me parece que hoy es tan común como hablar por teléfono.

Yo “twitteo” bastante. Y si les interesa seguir mis tweets pueden ir a esta página y cliquear el botón que dice “Seguir”.

Si ya conocen y usan Twitter les recomiendo que no sigan leyendo porque no creo que diga muchas cosas que no sepan ya. Los invito si quieren a ir directo a los comentarios y compartir qué utilidad le ven ustedes.

Pero si conocen poco y se preguntan qué es y para que sirve eso que no tantos usan pero todos nombran, este post es para ustedes. Arranca contando qué es Twitter desde cero.

Empecemos por el principio. Una de las cosas más interesantes que hicieron sus creadores fue no ocuparse de responder la pregunta de para qué sirve. Cuando lo descubrí me pareció la cosa más inútil del mundo. Creé una cuenta por joder nomás y no lo usé por un mes. Después, tímidamente, empecé de a poquito a “twittear” sin saber bien para qué.

Twitter no tiene UN uso. Tiene casi tantos como usuarios. Es una plataforma, no una aplicación. Por eso, para mi lo mejor es que cada uno lo usa como quiera y para lo que quiera. A diferencia de Facebook que tiene mil funcionalidades y “dirige” mucho tu uso, lo que Twitter permite hacer es absurdamente simple: mandar mensajes cortos (de 140 caracteres) para que sean vistos por aquellas personas que quieran seguirnos y leernos.

Twitter no tiene UN uso. Tiene casi tantos como usuarios.

¿Qué lo hace interesante entonces?

1) La brevedad de los tweets obliga a que todo lo que se comunica sea bien “al punto” y sin “bull shit”.

2) A diferencia de Facebook que es “bidireccional” (si yo quiero ser “amigo” tuyo en FB vos tenés que querer ser “amigo” mío), Twitter es “unidireccional”. Yo puedo seguir a quien quiera, independientemente de que esa persona esté o no interesada en seguirme a mí.

Ese cambio, que parece pequeño, introduce un mundo de diferencia, porque entonces Twitter ya no es sólo para enterarte qué le pasa a tus amigos. También te permite espiar por la ventana y enterarte qué anda pensado gente tan variada como Bill Gates, Shaquille O’Neal, Obama, Hugo Chávez, Manu Ginóbili, Juan Pablo Varsky, Jorge Rial, tu banda de música favorita, las noticias más importantes o Luisana Lopilato (Kuak!).

3) Una de las cosas geniales que los creadores de Twitter probablemente no anticiparon  es el “Retweet” o RT. Un RT es repetir exactamente lo que otro acaba de decir que te gustó. Y ahí empieza a ponerse divertido porque en eso radica lo poderoso de esta red.

Un RT es repetir exactamente lo que otro acaba de decir que te gustó. Y ahí empieza a ponerse divertido porque en eso radica lo poderoso de esta red.

Salvo que seas una celebridad, a la mayoría de los twitteros no nos sigue demasiada gente. Pero si, supongamos, te siguen 100 y escribís algo piola, es probable que varios de ellos a los que también siguen 100  (digamos 5) te hagan RT. Eso lleva tu audiencia potencial de 100 a 600. Y si de esos 500 extra, una proporción parecida hace RT, en el siguiente paso ya son 3,000 los que pueden llegar a ver lo que escribiste, y así sucesivamente. Es  decir, Twitter es mandado a hacer para la viralidad.

4) Twitter no es ideal para eso pero se presta también para la conversación. Si alguien escribió algo que querés responder, basta comenzar tu tweet con @usuario (donde “usuario” es el nombre de la persona a la que le querés responder) y ese tweet, si bien es público y puede ser visto por todo el mundo) se convierte en una respuesta específica a esa persona. También existen Mensajes Directos (DM) que sólo pueden ser vistos por la persona a la que se los mandás.

5) Dada la simplicidad de Twitter, es ideal para usar desde el celular. Para eso se desarrollaron varias aplicaciones para los más variados teléfonos que permiten que estés leyendo tweets o twitteando en cada semáforo o pausa que tengas a lo largo del día. Yo ya casi no uso Twitter desde la web. ¿Estás en un ascensor? Qué mejor que mirar un poco a ver si hay algún tweet interesante?!

6) Otra consecuencia inesperada de Twitter es que, a partir de incorporar un campo de búsqueda, se convirtió en la herramienta ideal para ver lo que está pasando en tiempo real. Así, es posible enterarse antes que por cualquier otra vía de cosas como el terremoto de Chile o, por ejemplo, ir viendo los comentarios de un montón de gente durante el transcurso mismo de un evento deportivo.

se convirtió en la herramienta ideal para ver lo que está pasando en tiempo real

Un uso que yo encuentro particularmente interesante: antes, cuando me invitaban a dar una charla, terminaba y no tenía la menor idea de si a la gente le había gustado o no lo que dije, qué cosas impactaron más, etc. Ahora, en el momento mismo que termino entro a Twitter y siempre hay varias personas en la audiencia que escribieron durante la charla misma lo que les iba pareciendo.

Una sección llamada “Trending Topics” muestra a cada momento cuáles son las 10 palabras que la gente más está twitteando, como para saber qué está pasando en el mundo Twitter a cada instante.

Una sección llamada “Trending Topics” muestra a cada momento cuáles son las 10 palabras que la gente más está twitteando

7) Otra particularidad inventada por los propios usuarios son los “hashtags”. Un hashtag es una palabra encabezada por el signo “#” y sirve para indicar sobre qué tema habla el tweet. Puede ser el nombre del evento sobre el que estás hablando, una categoría de tema o una propuesta sobre la que querés dar tu perspectiva e invitar a otros a que hagan lo propio. Un buen ejemplo de este último tipo de hashtag pasó hace unas semanas un domingo a la noche: un usuario empezó un tweet con el hash #soytanviejo y diciendo algo gracioso que delataba su edad. A partir de ahí, cientos de personas nos sumamos a recordar nuestra infancia y decir cosas divertidas que demostraban cuán viejos somos. El furor duró casi 24 horas e ir mirando las cosas que se escribían era divertidísimo.

Un hashtag es una palabra encabezada por el signo “#” y sirve para indicar sobre qué tema habla el tweet

Cómo empezar a usar Twitter

Si estás pensando en arrancar me parece importante destacar que Twitter tiene dos grandes tipos de uso posible.

– Por un lado está el uso que le des como lector, mirando en tu “timeline” (TL) las cosas que van diciendo las personas que te interesan. Si querés podés usar Twitter sólo de esta manera y limitarte a ser un “voyeur”, espiando por la cerradura los pensamientos ajenos.

Un buen modo de empezar a saber a quien seguir si tu idea es ser “lector” es elegir una persona como “punta del ovillo” y empezar a mirar a quiénes sigue él/ella. Cada nuevo twittero que agregues puede ser fuente de otros interesantes para agregar.

Si agregás mucha gente, una herramienta piola para eso es el uso de listas, que te permiten “filtrar” a la gente a la que seguís según varios criterios. Si no, con al seguir a muchos el TL se mueve demasiado rápido y te perdés muchas cosas…

– Por otro lado, está el uso que le des como “emisor”, compartiendo ideas, links, bromas o lo que gustes con tu “audiencia”. Algunas personas, en general celebridades, sólo son emisores. Escriben pero ellos no siguen a casi nadie y ese también es un uso posible. Obviamente también se puede hacer las dos cosas.

Construir una audiencia interesada en lo que tengas para decir es un trabajo de hormiga y salvo que seas famoso no hay manera de apurar los tiempos. Hay que escribir cosas interesantes, esperar que te retwitteen y otros que no te siguen las vean, etc. De a poquito, si tu contenido es bueno, la audiencia va creciendo.

si tu contenido es bueno, la audiencia va creciendo

Si ya son usuarios de Twitter y llegaron hasta acá los invito a agregar al contenido de este post compartiendo las razones por las que lo usan ustedes.

Imagen: 2nix Studio / Shutterstock.com

No hay comentarios

Dejar respuesta