5 ideas para diseñar newsletters

5 ideas para diseñar newsletters

Compartir

Suele decirse que diseñar newsletters es como escribir un email. Gran error. En el diccionario nos encontramos con una definición del verbo ‘diseñar’ y del sustantivo ‘diseño’ que nos invitan a reflexionar:

Diseño: El proceso previo de configuración mental, “pre-figuración”, en la búsqueda de una solución en cualquier campo

Diseñar: Hacer un plan detallado para la ejecución de una acción o una idea. También dibujar, proyectar.

Estas acepciones son muy importantes a la hora de enfrentarnos al email marketing si queremos implementar una estrategia efectiva para nuestro negocio. Hablamos de “proyectar” y de “configurar” una solución, un plan detallado. Por tanto, no podemos denigrar el concepto a la redacción de un simple email, sino más bien a la puesta en práctica de unas pautas elaboradas de antemano y con las que perseguimos un objetivo, “una acción o una idea”.

5 consejos que nos ayudarán a diseñar newsletters efectivas:

1) No pienses en ti.

Olvida todos los cursos que has hecho para mejorar tu redacción comercial. Los mensajes efectivos son los que se mandan con naturalidad, como si se lo contaras a un amigo. Pensar en generar tráfico o escribir mensajes puramente comerciales, sin alma, alejará a cualquier interesado, que se sentirá como una muestra entre un millón y como si le estuviera hablando una máquina. Hay formas muy originales de incitar al lector a visitar tu página, como por ejemplo haciéndole partícipe de un sorteo o regalo por el hecho de hacer clic. Si piensas en los demás, los demás pensarán en ti.

2) No te escondas de los demás.

Recuerda que un elemento fundamental en el éxito es que los demás nos reconozcan. Asociar una personalidad propia al producto y/o servicio que ofreces en tu web jugará a tu favor cuando los suscriptores de tu base de datos reciban tus mensajes.

Si optas por usar tu nombre propio, seguido de la empresa a la que representas, facilitarás el reconocimiento de tus contactos y te diferenciarás de los emails que están abocados al spam. “¿Quién es este? ¿De quién se trata? ¡Uy, yo no lo conozco, será un virus, mejor lo marco como correo basura!” es lo que nos pasa por la cabeza cuando un email sin nombre y, por ende sospechoso, invade nuestro inbox.

diseñar-newsletters-mailify-remitente

3) Experimenta.

A la hora de diseñar newsletters es bueno recordar las definiciones del principio, las que nos decían que el diseño era también proyectar y dibujar.

Lo bueno de trabajar con newsletters es que puedes personalizar cada uno de tus envíos modificando los colores, las formas, los módulos, los textos, las imágenes… Ya sabes que recibir un mensaje idéntico de una marca sin variar ni el número de caracteres llega a ser monótono y produce rechazo. Aprovecha las ilimitadas posibilidades que ofrece la imaginación para proyectar tus ideas más creativas y dibujar unos mensajes que cautiven a tus contactos.

diseñar-newsletter-mailify-plantillas

4) Combina gráficos audiovisuales.

Te digo gráficos porque ya, aunque el poder de la imagen es muy importante en una newsletter, la evolución tecnológica es tal que captar la atención del lector es cada vez más complicado y requiere de mecanismos más llamativos.

Cada sector de negocio es diferente y tampoco conviene abusar de los recursos gráficos, pero por regla general la presencia de imágenes o algún vídeo acorde al contenido es un elemento que llama la atención a la vista.

Lo mismo ocurre con los emoticonos, añadirlos al asunto de tus campañas los hace destacar en la bandeja de entrada y aumenta las posibilidades de apertura.

5) Diseñar newsletters llamando a la acción.

Uno de los aspectos cruciales que debes plantearte en tu estrategia de email marketing es si la persona que va a recibir tu contenido, y lo va leer, se va a sentir atraído por lo que ofreces.

Si tienes dudas en la efectividad de tu mensaje, recuerda que siempre puedes incluir un elemento que resalte del resto, que sea llamativo, que atraiga la vista e incite a hacer clic… es lo que se conoce como un call to action.

Se trata de botones que añadimos en el cuerpo de la newsletter y cuya función es, básicamente, que el lector pulse en ellos. Este botón les redirigirá a una página en la que encontrarán lo que tú quieras ofrecerle (o que quieras que compren).

Con una aplicación de emailing podrás añadir los botones call to action de forma rápida y fácil a tu newsletter. Además de editarlos con el editor gráfico avanzado EmailBuilder, podrás saber cuántas personas han hecho clic en cada uno, lo que te permitirá mejorar tu estrategia. Recuerda que un CTA tiene que destacar, por tanto utiliza un color diferenciado al resto de la plantilla y con un tamaña más grande que el resto de elementos.

mailify_logoFuente: Mailify, aplicación de email marketing.

banner-M16-2

No hay comentarios

Dejar respuesta